jueves, 13 de noviembre de 2014

200 intentos

Fue una noche de diciembre de 2008 en que comenzó a gestarse este gigante que hoy cumple 200 insistencias.

Y fue en una sala céntrica, durante un concierto de tipos excepcionales que desplegaron sus bondades frente a una multitud de butacas vacías.

Al día siguiente, los pocos que habían negado su ausencia sabían exactamente a quién echarle la culpa por el vacío: que la mala publicidad, que los músicos, que la gente, que el género, que los etcéteras.

Nosotros decidimos tomar otro rumbo y hacer sin quejarnos. Y así sumamos pasiones: la radio, la música, la tecnología. Y nació un mes después, Gigantes Gentiles.

Primero, en modo on line, pegando luego un salto al aire -literal y figurativamente. Pero siempre sosteniendo una convicción: para que sirviera sería necesario el respeto por la calidad, por el músico, por el oyente, por el arte en todas sus formas. 

En eso estamos. Apenas hicimos 200 intentos.

Leído en la apertura del programa 200.

sábado, 1 de noviembre de 2014

Equivocaciones

Uno debería morirse en el mejor momento de su vida, cuando todo va sobre ruedas. El impacto es otro.

Pero por esa cosa de esperar a que mañana sea mejor aún en situaciones ya de por sí insuperables, lo dejamos para otra oportunidad, la que parezca más adecuada. Tal situación sin embargo, conlleva la paradoja de querer morirse cuando todo sale mal. Afortunadamente o no, la tozudez por la búsqueda del mejor pasar futuro vuelve a emerger y entonces el momento de la partida vuelve a posdatarse hasta que el mal tiempo amaine.

Y así se nos va la vida, en pretender elegir el mejor momento para morir y equivocarse siempre.