jueves, 21 de octubre de 2010

Perderse

Perderse en lo obvio es tal vez la peor forma de perderse.

Cuando todo cae de maduro y sin recogerlo, lo miramos de lejos, tratando de aguzar la mirada para ver mejor, -sin reconocer lo que el corazón ya vio bastante claro-, doy por seguro que estaríamos matando al amor.

Si nos tocara escuchar en una de estas noches, como en esos cuentos de chicos, al viejo sabio de la aldea, seguramente diría que también se puede perder de vista aquello que está muy cerca, si es que no miramos con otros ojos.

Porque perderse en lo obvio es seguramente la peor forma de perderse.

Leído en la apertura del programa 157

miércoles, 12 de mayo de 2010

Hilos de cristal

Dedicado a Guille, el amigo que se fue....

Sueños amarrados con hilos de cristal
Lazos débiles que no se desatan
Sólo se quiebran.
Es probable que allí radiquen al tiempo,
Su belleza y su tragedia:
Brillo y belleza
Fragilidad y tragedia.
Quién sueña sueños fuertes
Debiera ser alertado:
'Sueña sueños sólidos, vitales, enérgicos
Pero amárralos con vida'.
Si, lo sé,
Soga áspera, dura, difícil, tosca
Son esos amarres.
Pero no se quiebran.
Son tuyos.
Perduran.
Es decir sobreviven, que no es poco.

Leído en las aperturas de los programas 146 y 345